Chicago, Día 16

Último día en Chicago. Bueno, último día completo. Mañana seguiré en territorio estadounidense hasta las seis y media de la tarde, momento en el cual partiré hacia Bilbao. Por un lado tengo ganas de volver, porque sé que al ser las últimas dos semanas en Bilbao tendré multitud de cafés y cenas de despedida. Una excusa perfecta para quedar con todos los amigos. Por otro lado, me da una pereza enorme. Tener que cruzar el charco, una vez que por fin he conseguido adecentar el piso, para volver a cruzar el charco dos semanas después. Y si a eso le añadimos que, tras llegar el domingo al mediodía, tengo que estar el lunes a primera hora en Deusto para vigilar el examen de Laboratorio de Informática I… pues vamos, que va a ser un regreso movidito. El cambio de horario se lo va a pasar pipa conmigo.

No ha sido un día tremendamente emocionante. He alternado entre hacer la maleta, limpiar el piso para que al volver me lo encuentre limpito, y ver DVDs. Nada que pueda calificarse de emocionante. Pero sí tengo unas cuantas cosas que contar. Cosas interesantes de las que me he percatado hoy.

La primera de ellas es el tema de los operadores telefónicos en EEUU. Perdón, no se les puede llamar “operators”, que eso es politicamente incorrectos. Resulta que hay que llamarles “Customer Service Representatives” (vamos, lo mismo que cuando te dicen que a la azafata hay que llamarla “Asistente de vuelo”). Después de dos semanas aquí, y muuuchas llamadas a todo tipo de lugares (principalmente a SBC), me he dado cuenta de que cada compañía tiene un tipo de operador telefónico totalmente distinto.

Empecemos por SBC. Los operadores de SBC se dividen en dos grupos: los de Asistencia al Cliente y los de Reparación. A la primera categoría pertenece Bill, el amable operador de SBC que me ayudó a contratar la linea telefónica y el ADSL. Tras llamar en más ocasiones a ese departamento, he visto que son todos clones de Bill. Todos encantados de ayudarte, todos esbozando una sonrisa forzada aunque no puedas verles, todos tan tremendamente azucarados que deben estar al borde de la diabetes. Pero esto, no me cabe ninguna duda, es fruto de un concienzudo entrenamiento tipo La Naranja Mecánica en el que les meten en la cabeza la frase COMPLACER AL CLIENTE. Todo parece estar minuciosamente preparado, hasta el último detalle. De hecho, cuando les llamas siempre notas que te repiten en varias ocasiones las mismas frases. Por ejemplo, cuando expones tu problema siempre te dicen:

Well, I can certainly help you with that.

Mucho más elegante y elaborado que decir simplemente “Ok”. Pero lo curioso es que siempre repiten esa misma frase palabra por palabra. Y al final de la conversación, pues evidentemente no falta la siguiente despedida digna de un Oscar al Mejor Guión:

Sir, thank you for choosing SBC. We certainly value your business and we hope that your experience with us is a pleasant one.

Como están siendo tremendamente artificiales conmigo, pues yo les devuelvo el favor y les suelto “No, miss, thank you” :-P

Los operadores telefónicos de SBC Reparaciones, en cambio, son mucho más expeditivos. Os juro que todas las conversaciones que he tenido con ellos han tenido siempre el siguiente formato:

[Después de pasar un rato con la operadora automática, e introducir tu número de teléfono, te pasan con un operador humano]

- Hello, SBC Repair, my name is ???, you are calling to report a problem with 555-555-1234, is that correct?

- Yes

- Could you please confirm first name, last name, and address?

[Le digo mi nombre y apellidos. Perdón, sería más correcto decir que se lo deletreo. Y también le digo mi dirección]

- What is your problem, sir?

- I have just moved into my apartment, my phone line has been activated, but I have no dial tone

- I can dispatch a technician tomorrow from 8:00 to 12:00. Is that ok?

- Yes

- Ok. Thank you for calling SBC Repair. Please remember that if SBC fails to provide service in 24 hours, or we miss your appointment, you are elegible to receive credit which will show up on your telephone bill.

- Ok. Thank you

Lo que más gracia me hace es que la última frase (la de recibir crédito si no viene el técnico) me la han dicho tantas veces que una vez casi me dieron ganas de interrumpir a la amable señorita y decirle, “Sí, sí, ya lo sé, me dais crédito si pasa esto o aquello.” Pero ya veis. Aquí no son azucarados ni intentan conversar amablemente contigo. SBC Repair va directo al grano (me imagino que será porque reciben bastantes más llamadas que Atención al Cliente :-P )

Luego tenemos a las operadoras del servicio de shuttle (mini-buses) que hacen trayecto desde y hacia el aeropuerto (por estos lares es una de las formas más habituales de ir al aeropuerto, porque el taxi sale un ojo de la cara). Ayer llamé para hacer una reserva para que me recojan unas tres horas antes de que salga el vuelo. La conversación fue la siguiente:

– Hello, FOOBAR Shuttles.
– I’d like to arrange a pick-up.
– What date?
– This saturday.
– [Con tono de “Tu eres gilipollas, ¿verdad?”] I said, what date
– Errr… This saturday would be september 4th.

A ver, especie de cernícalo telefónico, si me pides la fecha y estamos a dos puñeteros días de la fecha, pues mi primera reacción es decirte el día de la semana, no la fecha en el calendario gregoriano. Entiendo perfectamente que tu aplicación informática sólo acepte la fecha, pero entonces (1) deberías tener suficientes luces como para deducir que el sabado es el 4 de septiembre o, (2) si no te sirve el día de la semana e insistes en que yo te dé la fecha, por lo menos hazlo con un poco de educación (porque os juro que el tono que puso fue de “A ver, gilipollas, te he pedido la fecha, no el día de la semana”).

Y luego llegan los que, sin duda, son mis operadores telefónicos favoritos. Los operadores de Comcast, la compañía de televisión por cable. Ellos me llamaron ayer (me imagino que la información se la pasó ipso-facto la compañía telefónica… “Carne fresca, chicos!”) para explicarme sus ofertas de televisión por cable. Yo les comenté que ya tenía pensado pedir televisión por cable, pero cuando vuelva a mediados de septiembre. Me dijeron que puedo ir concertando la cita desde ahora, y así puedo aprovechar una oferta mediante la cual me sale la cuota mensual a mitad de precio durante seis meses. Así que, siendo listo para los negocios, pues acepté. Pero me desvío del tema. ¿Por qué me gustan los operadores de Comcast? Pues porque os juro que tengo que contener la risa cuando hablo con ellos. Estoy convencido de que son todos surferos. En serio. Mientras que SBC te muestra una especia de amabilidad y cordialidad artificial, los de Comcast son desenfrenadamente informales. Repiten constantemente la palabra “cool”, e incluso uno de los operadores me dijo “groovy”. Extracto de mi primera conversación con Comcast:

- Sir, you’re like somewhere from Europe, right?

- Yes.

- Like where is your last name from?

- Spain.

- Cool. And, like, you speak really good English. Like what’s up with that?

- Oh, I studied in an american school in Spain, and picked up the accent in England and Australia.

- Groovy.

Además, los de Comcast no te ponen en espera (ya sabeis, cuando te dicen “Por favor espere” y tienes que escuchar “The Girl from Ipanema” como cinco veces seguidas) sino que te sacan temas absurdos de conversación. Os juro que esto me lo ha dicho hoy un operador de Comcast:

- Ok, so we’re like going to connect you with the service department so they can confirm your information.

- Ok.

- Ooops, seems like they’re all busy right now. So, how’s the weather over there?

[Sintiendome jocoso, respondi simplemente lo siguiente:]

- Sticky.

- Hahaha, cool.

En fin, alucinante lo de los operadores telefónicos aquí en EEUU. Pero bueno, esa era solo una de las cosas que quería comentar. De la segunda cosa me he dado cuenta con todos los DVDs que he alquilado. Resulta que la mayoría de los DVDs ofrecen idioma inglés (obviamente) y español. Pero no el doblaje español que todos conocemos desde siempre, sino un autentico y genuino doblaje aaaaaaandale!!!. Que descojono, en serio. Por un lado, ha hecho que me dé cuenta de lo bueno que es el doblaje en España, porque el doblaje mejicano es malo con ganas (y no porque el acento resulte extraño, sino porque el doblaje no está totalmente sincronizado con los labios de los personajes, es mucho más artificial y cartón-piedra que el doblaje de España, etc.) Ha sido un descojono ver algunas escenas de Pulp Fiction en mejicano. Otro DVD que me he cogido es La Princesa Prometida. No porque quisiera ver de nuevo toda la película, sino porque simplemente me apetecía volver a ver algunas escenas divertidas de la película. Si no habeis visto esta película, ya estais corriendo al videoclub más cercano a verla. Es una parodia bien hecha (es decir, no tipo “Agarralo como puedas”) de los cuentos y películas de fantasía. Tiene personajes verdaderamente memorables. Una de las escenas que el doblaje mejicano arruina es una escena en la que aparece un cura diciendo “El madimonio. El madimonio es lo que nos ha unido hoy aquí”. La manera en la que lo dice en el doblaje de España es sencillamente descojonante. El doblaje mejicano, en cambio, arruina toda la escena. Y, hablando de DVDs, otro de los DVDs que he cogido es Hellboy (que me parece que se estrena en España en octubre). Cuando salga, id a verla. Muy buena. Muy entretenida.

Bueno, y me parece que eso es todo. Mañana… a Bilbao.

FacebookTwitterMeneameDeliciousCompartir/Guardar

6 Responses to “Chicago, Día 16”


  • Por lo menos allí te lo pasa bien con los operadores de la telefonia :-P Aquí solo te contestan que no saben porqué no te funciona y te dejan 10 minutos en espera (con la misma canción que te la sabes de memoria) para poder hablar con un técnico que tampoco te suele solucionar nada.

    PD: que tengas un buen viaje :-)

  • Wooolap

    Las azafatas, azofatos y azafatos se cabrean mucho si se les denomina con esos terminos y con el de Asistente de vuelo. Por experiencia familiar, se que el eufemismo de moda ahora mismo es “Tripulante de Cabina de Pasajeros” o TCP, pa’ entendernos…

    Y mientras leia lo de los doblajes se me ha ocurrido una mega paradoja: Si el doblaje tipo andaleeeeeeee!!! es malo con avaricia y el doblaje patrio de las pelis en las que sale Antonio Banderas no destaca precisamente por su calidad….¿Que ocurre con el doblaje de, por ejemplo Desperado? ¿Se compensa? ¿Se suma la cualidad de patetismo? 8P

    Ale, buen viaje

    MaY

  • Pues si te has reido con el doblaje, podrías ver uno original muy bueno. Te pones la versión original de Men in Black (la primera parte) y ves el acento que utiliza Tommy Lee Jones cuando habla en español con los inmigrantes (al principio de la peli), tope andaleee mi chiquilicuateee!
    Buen viaje!!

  • Aupa!

    Pues que quereis que os diga, pero me epgo unos bailes con la música de euskaltel que son memorables. En casa me miran raro, pero me lo paso teta!
    Un abrazo, y a ver si nos vemos las jetas en breve, Mr.Grid ;-)

  • me parece ke si vuelvo a USA me pasare todo el dia contratando servicios de telefonia y tv por cable xDDD

    a ver si nos vemos ;)

  • Hola Borja

    He estado leyendo tu web a lo largo de 2 meses y me gusta. Solo discrepo en los comentarios del doblaje mexicano.

    Empezando porque la mayoria de las pelis en Mexico son subtituladas, por lo que si estan dobladas al espanhol debe ser por gente hispana residente en Gringoland ;).

    Las unicas pelis que son dobladas al espanhol son las pelis infantiles asi que siento decepcionarte en cuanto al doblaje mexicano.

    A mi sin embargo no me gusta ver las pelis dobladas en espanha. Lo siento, el humor espanhol es un poco soso a mi gusto (soy mitad mexicana y mitad espanhola) y no tolero escuchar las voces que les ponen a los actores gringos. Prefiero verlas subtituladas asi si me aburro en el cine o el comentario que leo esta fuera de contexto pruebo a eschuchar los dialogos en ingles :).

    Aburinho

Leave a Reply